7 de julio de 2010


Artículo original por: Ximena Vega en Vivir México


El Instituto Politécnico Nacional (IPN) se ha convertido en la primera institución educativa en otorgar permisos por paternidad a hombres. Ya sea por nacimientos o por adopción, los empleados masculinos tendrán el mismo derecho que las mujeres a recibir tres meses de licencia laboral con todas las presentaciones para cuidar de sus recién nacidos.
Uno de los principales propósitos de estas acciones es, por supuesto, lograr mayor equidad de género. Pero también va encaminada a impulsar la vinculación entre padres e hijos y dejar cada vez más atrás el estereotípico rol del padre desvinculado de la educación y la vida diaria de sus hijos. Además, al permitir que se aplique esta medida en casos de adopción, se permitiría acceso a dicha prestación a parejas homosexuales, una vez se resuelvan las controversias referentes a su derecho a la adopción.
La titular del IPN, Yoloxóchitl Bustamante, explicó que esta medida, si bien es una prestación, no debe verse como unas vacaciones, puesto que la paternidad:
No es un periodo de descanso para los hombres, sino un trabajo constante de protección y cuidado, y hacer presente que la conexión vincular y la responsabilidad con los hijos e hijas no se termina nunca.
Aunque el IPN es la primera universidad en implementar esta medida, en México no somos completamente ajenos a este nuevo fenómeno. En 2008, Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) instauró la Licencia por Paternidad y a principios de este año, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación hizo lo mismo. Por el momento, hay iniciativas pendientes de debate y aprobación en el Congreso de la Unión para hacer de esta medida una acción posible a nivel federal y en todos los ámbitos laborales.
Y es que la importancia del padre en la educación de los hijos es tan importante como la de la madre, pero esto es poco comprendido por muchos aún. 

En este sentido, uno de los puntos claves es su papel en el desarrollo de la personalidad de los hijos, ya que junto con la madre son la base de la constitución de la familia, según una publicación de la Unidad de Psiquiatría Infantil de la Clínica Alemana.

El papá es quien brinda flexibilidad, variación y enriquecimiento a la forma en que el niño o niña se relacionará con el resto en el futuro, otorga las herramientas para enfrentar y resolver los problemas, los modelos para ir generando su propia identidad"

¿Cómo afecta la ausencia de la figura paterna?

Esto puede provocar una mayor dificultad para lograr un vínculo sano en las relaciones interpersonales, y para adquirir una visión de mundo más integrada. Además, falta un modelo cercano de relación heterosexual satisfactoria, entre otras cosas.
 

1 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails